¿Dudas de tu Victoria en Cristo? 5 Puntos Bíblicos que restaurarán tu Confianza en Dios

La Biblia nos dice que en Cristo tenemos victoria y que tenemos segura en Él una herencia eterna. Pero debido a los problemas, pecados, y otras cosas, muchos de nosotros nos sentimos desalentados y perdemos de vista la esperanza que tenemos en Cristo.

Amigos, si estan decaidos o se sienten desanimados en este momento, no se rindan. La Biblia nos dice que Dios es fiel, y que anhela y que es capaz de llevarnos a la tierra prometida que Él nos ha prometido: Una vida abundante con Él aquí y ahora, y un gozo eterno con Él en el cielo.

Veamos algunos pasajes de la escritura que encenderán nuestra fe:

1- Nada puede separarnos del amor de Dios

“Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.
Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.” Romanos 8:37-39

El amor de Dios por nosotros nunca será quitado. Podemos aferrarnos a Él sin importar lo que suceda.

2- En Cristo no hay Condenación

“Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu.” Romanos 8:1

Si has pecado, arrepiéntete. No estás condenado si estás en Cristo.

3- Dios estará contigo, así que síguelo confiadamente

“Solamente esfuérzate y sé muy valiente, para cuidar de hacer conforme a toda la ley que mi siervo Moisés te mandó; no te apartes de ella ni a diestra ni a siniestra, para que seas prosperado en todas las cosas que emprendas.
Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.
Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.” (Josué 1:7-9)

Dios nos dio su palabra de que Él nos llevaría a la tierra prometida. Sé valiente porque Dios cumplirá su palabra.

4- Cristo volverá por nosotros

“No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí.
En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros.
Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis.” Juan 14:1-3

Jesucristo no nos dejó sin esperanza. El regresará de una vez por todas para llevarnos con Él.

5- En Cristo, somos hijos de Dios

“Porque todos los que son guiados por el Espíritu de Dios, éstos son hijos de Dios.
Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: !!Abba, Padre!
El Espíritu mismo da testimonio a nuestro espíritu, de que somos hijos de Dios.
Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados.
Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse.” Romanos 8:14-18

Nuestros errores temporales así como nuestros sufrimientos no son comparables con lo que Dios, nuestro Padre, tiene reservado para nosotros. Continuemos luchando la buena batalla de la fe.

Fuente: Christian Today