Cristianos salvan niños abandonados en campos salvajes en Kenia

Una situación aterradora están viviendo las familias en kenia actualmente. Niños con diferentes discapacidades son abandonados por sus padres en medio de la selva para que sean devorados por leones salvajes.

Un ministerio cristiano se involucró en el tema y comenzó a rescatar estos niños bajo el lema “todos son hijos de Dios y merecen protección”.

La misionera Margaret Njuguna, pertenenciente al ministerio Set Free, confirmó que los niños que padecen ciertas deficiencias en Kenia, son abandonados u ocultos por sus padres hasta que pierden la vida. Es por esa razón que los niños son alcanzados por leones y devorados.

Margaret señala que se acercó hasta las oficinas del gobierno local y halló que muchas personas han incumplido la ley por abandono de persona, por esconder sus propios hijos y por negarle los alimentos necesarios.

También explica que cuando estuvo por las calles del país africano, muchos niños andan mendigando por encontrarse abandonados por sus familias. Testifica como Dios la usó frente esta situación extrema y cuenta que Dios la acercó hacia estos niños que ni siquiera hablan y muchos tampoco caminan. Asegura que su gran mayoría pierde la vida al no recibir asistencia porque nadie sabe de su paradero.

La labor de la misionera está avocada a rescatar estos niños que además, en muchos casos, han sufrido malos tratos, y luego fueron dejados o escondidos en medio de lugares salvajes donde los animales los rodean y acaban con sus vidas. También cuenta que en en otros casos los niños son amarrados detrás de sus propias casas siendo excluidos de la familia.

Actualmente, este grupo de cristianos junto a su ministerio están trabajando para dar ayuda a estos niños, son los únicos que están brindando alojamiento y asistencia en este momento. La misionera explica que también le están enseñando nuevos valores a estos pequeños, aunque el problema está en las creencias que sostienen las generaciones más grandes, pero no pierden la esperanza de que Dios haga una gran obra.

Margaret señala que aunque la comunidad no este lista para cuidar de sus hijos correctamente, hoy pueden ver como un cambio está sucediendo en sus propios hijos y pueden sentir ese amor que Dios les da.

Fuente Biblia Todo Noticias