Arqueólogos hallan el sitio que albergó el Arca de la Alianza

Arqueólogos han hallado un sitio particular perteneciente en la actualidad a un convento católico ubicado en el centro de Israel. Según sospechan, el podio fue donde se colocaba el Arca de la Alianza. El sitio está en Quiriat-jearim, donde se encuentran eviencias de los reinos hermanos de Judá e Israel.

Según relatan las Escrituras, el Arca de la Alianza permaneció en el mismo sitio durante 20 años hasta que fue trasladad hacia Jerusalén por el rey David. Sin embargo, es solo una hipótesis debido a que no han hallado ninguna prueba del Arca en si misma.

En la parte superior hay un montículo levantado por cuatro muros de contención, que crearon una plataforma que fue rellena con tierra. Además, hay paredes que se extienden por hasta 150 metros y seis metros de altura.

Israel Finkelstein, arqueólogo israelí de la Universidad de Tel Aviv, sostiene que aunque no hallaron pruebas concretas del Arca, se puede revelar información de hecho políticos en tiempos bíblicos.

“Las excavaciones en Quiriat-jearim arrojan luz sobre la fuerza de Israel a principios del siglo VIII, incluyendo, posiblemente, su dominación de Judá”, aseguró Finkelstein.

Los arqueólogos expertos que desarrollan la investigación sugieren que intentaban hacer legítimo “Quiriate-Jearim como el nuevo santuario del Arca”. El sitio hallado se aprecia como un complejo administrativo israelí, junto al Templo, designado para
ejercer dominio sobre el reino de Judá, explica Finkelstein.

Según explica la Biblia, Quiriat-jearim uno de los sitios bíblicos de mayor importancia, mencionado en 1 Crónicas 13:5-6:

“Entonces David reunió a todo Israel, desde Sihor de Egipto hasta la entrada de Hamat, para que trajesen el arca de Dios de Quiriat-jearim. Y subió David con todo Israel a Baala de Quiriat-jearim, que está en Judá, para pasar de allí el arca de Jehová Dios, que mora entre los querubines, sobre la cual su nombre es invocado”.

El arqueólogo Scott Stripling, de Associates for Biblical Research, también asegura que cada hallazgo presente es una nueva confirmación sobre la veracidad de la Biblia.

Por otra parte, el historiador británico Edward Ullendorff, dijo haber visto el Arca dentro de la Iglesia de Nuestra Señora María de Sión en Aksum, en el norte del país, durante la Segunda Guerra Mundial.

Sin embargo, no es la primera vez que se puede apreciar un Arca dentro de una Iglesia por lo cual Tudor Parfitt, profesor en la Escuela de Estudios Orientales y Africanos de la Universidad de Londres, Ullendorff asegura que el historiador británico probablemente estuvo frente a una copia, no frente al Arca original, como se acostumbra en las Iglesias etíopes.

Fuente Guíame