La NASA advierte sobre el peligro de Bennu, el “Asteroide del Apocalipsis”

La NASA a compartido las primeras fotos tomadas por la sonda Osiruis-Rex que fotografió al asteroide Bennu, considera potencialmente peligroso para la tierra. También denominado como “el asteroide del apocalipisis”, consiste en 490 metros de diámetro repleto de piedras y rocas, peor de lo que sostenían los científicos.

Las fotografías fueron publicadas desde la cuenta de Twitter de la Nasa, tomadas por
la cámara PolyCam de la sonda Osiris-REx desde 4,8 kilómetros de distancia hasta el asteroide.

La primera foto se observa la la roca más grande del hemisferio norte de Bennu, de
23,5 metros metros de altura según calculos de la NASA através de las sombras generadas por el ángulo en el cual fue tomada la imagen, produciendo la sensación de la altura de la roca.

El objetivo de fotografiar el peligroso asteroide es para poder estudiarlo desde la tierra. Según sostienen, planean para julio de 2020 tener el primer contacto directo con Bennu mediante un brazo articulado para recoger grava y polvo durante 5 segundos. Cuando la sonda regrese a la tierra en 2023, serán estuidadas y comparadas.

El Asteroide del Apocalipisis orbita alrededor del Sol y una vez cada 6 años se acerca a la Tierra. Cuando esa proximidad se lleva a cabo, surge la posibilidad que este asteroide impacte en la tierra y estiman que sea en el siglo XXII.

Este asteroide es también llamado como “pila de escombros”, debido a que está constituído por pedazos de cuerpo más grandes que más tarde se unieron producto de la gravedad. Está compuesto por 200 rocas de más de 10 metros de diámetro e inclusive más también, según explican investigadores de Nature Astronomy.

Además, han hallado que Bennu está expulsando partículas que caen como una lluvia, aunque hasta el momento el equipo de investigadores sostiene que no debería poner en riesgo la sonda.

La NASA explica que los futuros movimientos orbitales de Bennu se predijeron luego de 29 observaciones de radar y 478 observaciones ópticas del asteroide mediante rastreos de todo el mundo y en el período de 1999 a 2011 através del Centro de Estudios NEO del Laboratorio de Propulsión a Chorro.

Las pruebas presentadas por la NASA son contundentes respecto a la peligrosidad a “el asteroide del apocalipisis” llamado Bennu.

Fuente Página 12