“El poder de la oración” puede terminar con quienes persiguen cristianos dijo Trump

En el día Nacional de la oración, el presidente Donald Trump y y el vicepresidente Mike Pence se reunieron junto a líderes cristianos en la Casa Blanca.

Cientos de personas participaron del evento, inclusive líderes de diversas religiones, y Trump se pronunció sosteniendo que hay una “honrada tradición de oración” en Estados Unidos que permitió confiar en que Dios los guarda y acompaña en su camino. Luego, continuó alentando a que nunca olviden “el poder de la oración y la grandeza de nuestro Creador”, según señaló.

Primeramente, el presidente anunció el apoyo al pueblo de Venezuela mediante oraciones en su justa lucha por la libertad. Sostuvo que estarán presentes para ayudarlos hoy y en los días posteros.

Luego, continuó con su discurso y recordó la cita bíblica de Isaías 40:31: “Los que esperan en el Señor renovar las fuerzas, subirán con alas como águilas; correr, y no se cansarán; caminar, y no se fatigarán”.

El presidente volvió a reafirmar que la oración “es la cosa más poderosa que existe” y aseguró que puede ser la herramienta para terminar con quienes persiguen a los cristianos hoy. Además, trump señaló el compromiso en defender la libertad de culto en todo el mundo, luego de recordar con tristeza algunos episodios lamentables como el de la sinagoga de Jabad, en California; las tres iglesias negras históricas, que fueron predidas fuego en Luisiana y el hecho ocurrido en Sri Lanka el domingo de Pascua.

Para finalizar su mensaje, destacó que continúa poniendo su esperanza en las manos del Creador. La pastora Paula White lidera la iniciativa de fe de la nación, declaró la Casa Blanca como “suelo sagrado” y reprendió toda la acción del enemigo sobre el recinto.

Entre los pastores que participaron del evento estaban Franklin Graham, Mike Huckabee, Alveda King, Paula White, Mario Bramnick, James y Shirley Dobson y Jentezen Franklin.

Fuente Gospel Primer