CHINA: Nino revela como su Maestra le enseña a negar a Jesús y resistir a sus padres

No hay una edad estipulada para comenzar con una instrucción ideológica, sin embargo los expertos para el desarrollo de conductas y pensamientos definido como “ingeniería social” sostienen que a menor edad mejora resultados.

Una actual evidencia es el régimen comunista de China el cual implementó en las escuelas enseñar a los niños a negar a Jesús y resistir a sus propios padres desde temprana edad.

La Organización Internacional Bitter Winter público un informe sobre el testimonio de una mujer cristiana y su hijo el cual se vio afectado luego de iniciar sus clases en una escuela local manifestando un extraño comportamiento e ideas.

En una oportunidad el niño vio un folleto con la palabra de Dios el mensaje de salvación dentro de su casa. Fue entonces cuando se acercó a su madre y le contó que su maestra le decía que el cristianismo es un “xie jiao”. Esta definición se utilizó desde finales de la dinastía Ming, y China ha usado esta definición para referirse a movimientos religiosos que no le agradan al gobierno.

El niño continúa diciéndole a su madre que sí creía eso ella saldría de la casa y no lo cuidaría, o podrían arder en fuego. Luego el pequeño tomó un libro de su bolso titulado “Moralidad y Sociedad” el cual explicaba con claridad sobre el tema y definía el término “xie jiao”. Además, sostuvo que su maestra les explicó durante la clase que los grupos de “xie jiao” son difíciles de soportar debido a su intensidad. El niño estaba atemorizado por el folleto que tenía su madre y las posibles consecuencias que traería.

Su madre cuenta que le había enseñado a su hijo sobre la creación de Dios antes de comenzar su escuela y él había creído. Cuando comenzó sus clases yo era una persona diferente, sostiene. Es claro como las autoridades chinas impusieron a niños inocentes cómo enseñanza rechazar a Dios.

También el Gobierno Comunista Chino prohíbe a los niños asistir a los servicios religiosos luego de la aprobación del nuevo reglamento el año pasado.

La directora de una escuela primaria en la ciudad de Xinzheng, en la provincia de Henan, le dijo abiertamente a los niños que si su madre asiste a la iglesia y cree en Dios, ya no lo quiere como hijo.

Esta es la realidad que está viviendo la comunidad cristiana china a través de las autoridades que quieren influenciar a los niños que son los más vulnerables.

A continuación compartimos un interesante video que explica la situación actual de China frente al Cristianismo:

Fuente Noticia Cristiana