Israel ayuda a Brasil y envía gran avión para apagar el fuego en Amazonas

El presidente de Brasil Jari Bolsonaro, compartió a través de Twitter la llamada que recibió del primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, con el objetivo de prestar su apoyo y ayuda frente al fuego que acecha la selva amazónica.

El Primer Ministro reconoció el trabajo y esfuerzo que está desempeñando Brasil frente a los incendios presentes en Amazonas. Además, Bolsonaro aceptó el envío de aeronaves que dispuso Israel incluyendo expertos que colaborarán en el procedimiento.

Según el Ministro de Defensa General Fernando Azevedo, el avión proveniente de Israel tendrá su lugar de aterrizaje según lo dispongan las fuerzas de Brasil.

Por otra parte, el presidente de los Estados Unidos Donald Trump también se comunicó con Bolsonaro a través de una comunicación telefónica para expresar su ayuda ante la lucha contra el fuego.

El presidente boliviano Evo Morales contrató el avión Boeing 747 Súper Tanque, el cual tiene una capacidad de hasta 75,000 litro de agua que colaborará con la situación.Además, contratará otros diez aviones cisterna para que puedan servir de apoyo en la misma misión.

Sin embargo, Bolsonaro también recibió críticas por parte de Emmanuel Macron sosteniendo el presidente brasileño dijo mentiras. Además señaló que la actitud de Brasil afecta directamente el futuro del acuerdo comercial entre la Unión Europea y el Mercosur.

Como consecuencia, el Gobierno de Bolsonaro ha expresado que la situación del Amazonas es un problema de soberanía nacional y se ha manifestado frente a las críticas de los europeos asegurando que no dependen del dinero de países como Alemania y Noruega, quienes han dado suspensión a las transferencias monetarias que sostenían con Brasil luego de una gran deforestación.

El ministro de Justicia y Seguridad Pública a cargo de Sergio Moro, confirmó que la policía federal estará a cargo de la investigación que se desarrollará para descubrir cuál fue la fuente del incendio. Según las primeras hipótesis se presume que fueron acciones cometidas por miembros de un grupo que planeaba encender áreas forestales entre los municipios de Altamira y Novo Progresso, al suroeste de Pará.

Puente Guíame